City Life Paris

City life Paris

París es una ciudad llena de historia. Algunas escenas de las películas más románticas fueron filmadas en los tramos más bellos de sus calles, en las puertas, entre las torres de las iglesias y puentes de la ciudad, a pesar de que la influencia del norte de África está transformando radicalmente el panorama artístico de París. Es una ciudad que se puede disfrutar andando por las calles o corriendo bajo tierra en el metro; una ciudad con un corazón central, en torno al cual se encadenan los arrondissment, distríctos cada uno con su propio carácter, su propio sabor.

Películas como 'La vida de Adele', dirigida por el franco-tunecino Abdedlatif Kechiche, garantizan a París un lugar de honor en la escena cultural mundial. Esta ciudad es un lugar maravilloso para los amantes del arte en todas sus formas, desde el cine hasta la pintura, desde el siglo XIX hasta el siglo XXI. París y Francia en general, está lleno de festivales de cine - Cannes es sólo el ejemplo más famoso. Los aspirantes diseñadores de moda que tienen la suerte de estudiar en París viven y respiran la moda, pero también el espíritu que la genera y la alimenta cada día, espíritu que impregna todas las artes: la celebración de la vida.

¿Y qué decir sobre la cultura de los cafés de París? Están por todas partes. Aunque no te encontrarás en conversaciones tan profundas como las que Sartre tuvo con Simone de Beauvoir en Les Deux Magots, siguen siendo lugares fascinantes, donde se puede pasar momentos agradables con amigos frente a un café au lait. La vida nocturna parisina es demasiado diversificada como para ser clasificada, pero las opciones son muchas y satisfacen los más variados gustos. Hay el barrio Oberkampf, que se convirtió en sinónimo de clase en los años noventa y que ha mantenido su estado hasta el día de hoy; también hay la zona de la Bastilla, ideal para 'ir por bares', las menos turísticas Ménilmontant y Gambetta y muchas más.

En cuanto a los lugares, en París es difícil elegir. David Lynch ha diseñado personalmente su club Silencio en Montmartre. Su estructura característica de búnker subterráneo es un homenaje a todas sus películas, no sólo Mulholland Drive. Un verdadero templo de la imaginación. El Bar du Marche es un lugar más simple, pero aún así retro y peculiar, así como el Chez Jeannette. Y son muchos los lugares para explorar una vez superada la pintoresca fachada de París para ir descubriendo sus tesoros más fascinantes.

descarga la guía city life